“Era un buen pibe”, aseguraron los amigos del joven de 16 años asesinado de un balazo en la nuca  en barrio Sarmiento. La víctima era padre de una beba de dos meses.

Un joven de unos 16 años, Tobías Stayolo, fue asesinado de un disparo de arma de fuego en un confuso hecho ocurrido en la tarde del jueves alrededor de las 19 en la esquina de calle Florencio Sánchez y buelvar Roque Sáenz Peña, en barrio Sarmiento de nuestra ciudad, frente a la Escuela “Julio Argentino Roca”.

Testigos aseguran que se habrían escuchado al menos tres disparos, uno le impactó en la nuca al joven y fue mortal según reveló la autopista.

Esta noche, personal de la División Investigaciones de la Policía Departamental trabajaba para dar con el autor del ataque, el que ya estaría identificado y sería otro menor de edad con el que la víctima habría mantenido una discusión. En tanto, aún no había sido detenido, aunque sería inminente su aprehensión. Tras dispararle a Stayolo habría huido a bordo de una motocicleta.

Los paramédicos intentaron reanimar al menor cuyo cuerpo yacía en el piso

Familiares y amigos de la víctima se habrían dirigido hacia el domicilio del homicida con intenciones de hacer justicia por mano propia.

Antes, momentos de tensión, impotencia, gritos y conmoción se vivieron en la escena del crimen al arribar familiares, su novia y madre de su hijo, amigos y transeúntes, mientras el cuerpo de Tobías todavía yacía en el piso y paramédicos de la empresa Cruz Verde intentaban reanimar sin éxito al joven.

Bajo un gran hermetismo, efectivos de Policía Científica trabajaban en el lugar para recabar huellas. Además, se analizaban las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en el camino interprovincial.

 

La escena del crimen

Un demorado

De acuerdo a información a la que accedió LA VOZ DE SAN JUSTO, momentos antes del homicidio, la víctima circulaba a bordo de una moto junto a otro joven. Precisamente este último fue demorado por la policía tras conocerse el hecho de saber. Al parecer, este joven se habría retirado del lugar cuando se desencadenó todo, dejando a Stayolo y el presunto agresor que sacó un arma calibre 22 y le disparó.

La víctima tenía 16 años (Facebook)

“Era un buen pibe”

Los amigos que se constituyeron en el lugar del ataque fatal no podían salir de la consternación y la tristeza por la pérdida de una vida tan joven. “Era un buen pibe, iba al colegio y era papá de una beba”, contó uno de los jóvenes.

Al parecer, el agresor sería una expareja de la actual novia de Stayolo, en tanto, esta versión no fue confirmada oficialmente.

Fuente: La Voz de San Justo