Este año se sumará la iglesia Catedral.  desde las 19.15, repartirán caramelos y estampitas por los barrios 9 de Septiembre, Jardín y Bouchard. “Nosotros apostamos a la vida, a la luz, por eso hacemos este gesto”, explicó el párroco Raúl Martini.

Este miércoles 31 de octubre, a las 19.15, la parroquia Santa Rita realizará la “noche blanca”, un evento que busca celebrar el Día de Todos los Santos y que contará, en esta oportunidad, con la parroquia San Francisco de Asís que se sumará a la iniciativa.

Según explicaron en más de una oportunidad, la propuesta es participar de una “fiesta familiar, sana y entretenida” que busca retomar el sentido original de esta fecha.

En ese sentido, el sacerdote Raúl Martini, párroco de ambas iglesias, explicó que la convocatoria está prevista para las 19.15 en el salón de la Iglesia Santa Rita. “Allí vamos a hacer la bendición de estampitas y vamos a entregarlas junto a bolsitas de caramelos a los chicos y de ahí salimos a los barrios 9 de Septiembre, Jardín y Bouchard, que pertenecen a la Catedral”.

Martini agregó: “Nuestro gesto no va a ser pedir, sino dar caramelos, porque nosotros apostamos a la vida, a la luz, a la alegría, a la esperanza, al dar, a la generosidad, por eso hacemos este gesto de llevar estampitas de santos que han dado sus vidas, que han sido luz, que han vivido con alegría sus vidas a pesar de sus cruces. Ese es el mensaje que queremos transmitir a la comunidad”.

De blanco

La consigna es asistir con una prenda blanca. “Puede ser un pantalón, una camisa, una campera, un pañuelo, un gorro, cada uno con lo que tenga. Participarán todos los niños de catequesis de cada parroquia con sus catequistas y está invitada cualquier persona que quiera venir a participar de este gesto misionero”, recordó Martini.

Por último, el sacerdote brindó sus expectativas. “Mi expectativa es positiva, creo que son estos gestos misioneros que como iglesia tenemos que seguir haciendo y profundizando. Es una manera de anunciar y proclamar a Jesús, que es la luz, la vida, la esperanza y la alegría”.