El fiscal Bernardo Alberione acusó a cuatro personas por el delito de “homicidio agravado por acontecer en espectáculo deportivo”. Tres ya fueron detenidos este jueves.

La Justicia pidió la captura de una persona que permanece prófuga acusada por la muerte del futbolista de San Francisco que falleció tras la brutal golpiza recibida en un partido.

El fiscal Bernardo Alberione, que está a cargo de la causa por la muerte de Cristian Robledo, de 30 años, imputó, según informaron fuentes judiciales a NA, a cuatro personas por el delito de “homicidio agravado por acontecer en espectáculos deportivos”, de las cuales tres fueron detenidas este jueves y una permanece prófugo. 

Los detenidos, según informó el portal La Voz de San Justo, son los futbolistas Maximiliano Roberto Manzanelli, de 30 años; Alejandro Ariel Cortez, de 23; y Facundo Ariel León, de 19, quienes fueron apresados tras varios allanamientos realizados en la localidad santafecina de Frontera. Este viernes fueron trasladados al penal penitenciario.

El hecho ocurrió el último sábado, durante un encuentro en el barrio La Milka, de San Francisco, cuando jugadores de los dos equipos, tras roces de juego y una discusión verbal, pasaron a un cruento enfrentamiento a golpes y patadas en el que intervinieron también varios hinchas que lograron sortear el alambrado de la cancha.

Robledo, que era jugador de uno de los equipos y participó de la trifulca, recibió varios golpes y traumatismos en la cabeza y el pecho.  El joven fue internado en el Hospital Iturraspe donde finalmente falleció este jueves.