Sufrió golpes en la cabeza. Lo patearon entre varios cuando estaba en el piso. Ocurrió en la Liga del Este.

Cristian Robledo fue brutalmente golpeado durante un partido de fútbol  en la cancha del Club Milka, San Francisco, este sábado. Recibió golpes tremendos en la cabeza. “Tiene un traumatismo de cráneo grave. Está en coma farmacológico con asistencia respiratoria”, dijo el director del Hospital Iturraspe, Valentín Vicente a La Voz de San Justo.

Según algunos testigos, al futbolista le pegaron entre varios jugadores rivales e hinchas contrarios cuando estaba en el piso. Un hombre tuvo que protegerlo y se le tiró encima para evitar daños mayores. Igualmente le dieron con tanta saña que terminó con lesiones graves. Cuando los violentos se calmaron, lo sacaron y lo llevaron al hospital.  “Cristian sigue igual, es un paciente grave. Al estar entubado. Estoy desesperada por mi hijo”, dijo Rosa Gallegos, madre del deportista.

Este miércoles, Robledo será sometido a estudios especiales. Le van a hacer una tomografía para saber cómo está el hematoma que tiene en la cabeza.  “Es inentendible lo que ha pasado con mi hijo, la está peleando, la está luchando. Nosotros somos gente que no tenemos problema con nadie, gente trabajadora, sencilla. No tiene razón de ser, es una locura. Eran muchos contra uno”, contó la madre del jugador.

La madre no hizo la denuncia en la justicia porque teme represalias de los violentos. Cristian es papá de una nena de dos años de edad.

La madre del jugador que quedó en coma: “Van por todo, son unas bestias”

La mamá de Cristian Robledo, el joven salvajemente golpeado en un partido en San Francisco, habló con Arriba Córdoba.

Rosa Gallegos dio detalles del terrible episodio y contó cómo está su hijo tras la golpiza que sufrió“Verlo así, de la manera que está, adonde está, parece que estuvo en una guerra”.

La mujer dijo que su hijo nunca tuvo problemas con nadie y que sólo jugaba al fútbol para divertirse: “Siempre le gustó el deporte. Es fuerte. Nunca se dedicó a estas cosas, ni a pelear ni a tener peleas con nadie. Se la vio venir. Salió corriendo, le ponen una traba y le empiezan a pegar en el piso. Por todos lados. El golpe más fuerte lo tiene en la cabeza. Está todo intubado, con todos los riesgos que esto significa”. 

La madre de Robledo dijo que fueron varios los agredidos y que los violentos atacaron en grupo: “Todos los que entraron de la barra del otro equipo, eran 5 o 6 para cada jugador. Cada uno tenía 5 o 6 que le pegaba.  Yo he visto a uno con la cara cortada, otro con el ojo hinchado… Van por todo. Son unas bestias”.

Rosa contó que con su familia no hicieron la denuncia porque sólo les importa la salud de su hijo, pero la investigación ya está en curso. “La policía actuó de oficio. Sólo falta que vaya un familiar con el documento que certifique que soy la madre y queda asentada la denuncia”, dijo.

Por el momento no hay detenidos, pero todos estarían identificados. La madre aseguró que “tienen los nombres y la dirección de los cinco” y afirmó que dos de ellos tienen libertad condicional. “Esta gente tiene que tener prohibida la entrada a todos lados. Acá nunca escuché algo así. Estoy indignada. Que esto se sepa y que las autoridades tomen medidas.”, expresó consternada.