El hecho se produjo en una vivienda ubicada en la calle 44 y 4. Redujeron a dos mujeres que vivían solas

Un hombre y una mujer con un bebé en brazos desvalijaron una vivienda de la localidad balnearia de Santa Teresita el sábado por la noche tras reducir a dos hermanas mayores que habitan la casa.

El hecho se produjo en la propiedad ubicada en la calle 44 y 4, y los sujetos, que serían pareja, utilizaron una alfombra para poder empujar la llave e ingresar.

En diálogo con el canal TN, Esther, propietaria de la vivienda, manifestó que los ladrones fueron muy violentos: “Me quemaron con un cuchillo la cara y nos pegaron muchas trompadas”.

“Me pegaban porque querían más plata”, contó, al tiempo que agregó que la pequeña “lloraba muchísimo”.