La nena pidió hablar con sus maestras tras una clase de educación sexual y relató que su padrastro abusaba de ella.

Un grupo de docentes descubrió que una de sus alumnas era víctima de abuso. La nena de 10 años pidió hablar con sus maestras tras una clase de educación sexual y relató que su padrastro, un pastor evangélico, había abusado de ella.

La fiscal Judith Díaz pidió la prisión preventiva del acusado acusándolo de “abuso sexual gravemente ultrajante”. Según relata el diario El Liberal, los hechos se conocieron en agosto, en una clase especial entre maestras y alumnas.

La clase era sobre educación sexual y, tras la charla, la nena de 10 años les dijo que, por lo aprendido, su padrastro abusaba de ella. “Ya le conté todo a mi mami, pero ella no me cree nada”, dijo la alumnas entre las maestras.

La fiscal Díaz señaló que la menor describió hechos aberrantes y que no se habría tratado de un hecho aislado sino de una seguidilla de manosea y prácticas “autosatisfactivas”.

La identidad del pastor no fue revelada por los medios de comunicación de Santiago del Estero.