La pareja se conoció a través de Facebook, vivieron un noviazgo a la distancia y luego de tres meses decidieron contraer matrimonio

El hecho comenzó en febrero cuando una comerciante de Santiago del Estero inició una relación amorosa con un cordobés a través de Facebook.

La abogada de la víctima, Sofía Oberlander, informó a El Liberal “el calvario que vivió” su clienta durante la semana que duró el matrimonio.

La letrada sostuvo que “se conocieron a través de las redes sociales. Tenían conversaciones masivas donde se contaban sobre sus vidas. Los chats eran constante hasta que finalmente pactaron un encuentro”.

El primer encuentro de los enamorados “fue perfecto”, tras el flechazo inicial se empezaron a ver cada vez más seguido y la joven quedó embarazada.

El 4 de mayo la pareja de novios se convirtió en marido y mujer. “De la nada comenzaron las agresiones verbales, las humillaciones. La violencia psicológica era constante. Le cuestionaba que derrochaba el dinero, lo que no era cierto y de ser verdad era la plata que ella ganaba con su trabajo”, explicó la abogada.

El viernes 11, la pareja vivió la peor situación. “Tuvieron una discusión intensa, muy fuerte, subida de tono y por temor a las agresiones físicas, ella decidió abandonar la casa y regresar al domicilio de su madre”.

Ante eso, la comerciante radicó la denuncia en la Unidad de Violencia de Género de Santiago del Estero. El último sábado la joven comenzó a sentirse mal, se descompensó y tuvo pérdidas que le provocaron un aborto espontáneo. “Estuvo internada y le practicaron un legrado”, indicó Oberlander.