Los maleantes habían sido capturados poco antes por el robo a una panadería de barrio Alberdi, Rosario.

Dos jóvenes que habían sido detenidos por el robo a una panadería en la zona norte de Rosario sumaron una nueva acusación en su contra ni bien pisaron la Comisaría 10°, donde una chica los identificó como los ladrones que la habían asaltado la noche anterior mientras estaba con sus amigas.

Según informaron fuentes de la policía provincial, los maleantes fueron arrestados después de una denuncia radicada este domingo por la madrugada en el comercio ubicado sobre Darregueira al 1300. Allí los empleados manifestaron que los maleantes los habían golpeado después de amenazarlos con un arma para llevarse el dinero de la caja y sus pertenencias a sólo dos cuadras de la seccional.

A partir del aviso de un vecino los efectivos consiguieron dar con uno de ellos y le secuestraron un revólver calibre 32. Su cómplice, en tanto, quedó bajo arresto más tarde, cuando lo vieron pasando a bordo de una motocicleta con un tercer joven que también fue demorado.

Una vez que terminaron de tramitar la denuncia de la menor que estaba en las dependencias de barrio Alberdi, los tres sospechosos quedaron a disposición de la Fiscalía de Flagrancia.