Ocurrió en un juicio por narcotráfico de la sala del Tribunal Oral Federal Nº 2, este jueves.

Oscar Javier “el Enano” Torres, apuntado como cabecilla de una banda narco, no se sentó en el banquillo de los acusados, en los Tribunales II. Se pinchó la rueda del vehículo que lo tenía que trasladar desde la cárcel al juicio y no tenían como traladarlo.

La secretaria del tribunal, presidido por Carlos Lascano, informó que el Servicio Penitenciario Federal tiene un solo móvil y no tenían otro.

El caso desató polémica y confusión. Los otros seis imputados llegaron, pero el supuesto cabecilla de la banda narco se quedó en su celda de Bouwer.

Unas horas antes, el juez José Fabián Asís había criticado la falta de recursos federales para combatir a los narcos en el país, en el sitio La Voz.

A Torres y los seis imputados se los investiga por el tráfico de tres mil kilos de marihuana desde Misiones, en junio de 2017. El debate seguirá el 13 de marzo.