Los peritos analizan las imágenes donde se ve a la niña siguiendo ciertos pasos que alguien (un adolescente) le estaría indicando, hasta que empieza con la auto-asfixia, atando una sábana a su cuello y así llegar a ahorcarse.

Una niña de 12 años se quitó la vida, al colgarse de un árbol del fondo de su humilde vivienda de la localidad de Ingeniero Maschwitz y toda la secuencia previa, la filmó con su teléfono celular y en tal sentido, una de las hipótesis que manejan los investigadores del caso es que se trató de un suicidio inducido y que podría atribuirse al Juego del Momo, que se ha viralizado por WhatsApp y persigue objetivos que afectan a sus usuarios, tanto por el robo de sus identidades, como en fijar retos personales que pueden terminar en este tipo de tragedias.

Si bien aún no se tienen demasiadas precisiones sobre lo sucedido, las imágenes de la nena siguiendo ciertos pasos que alguien le estaría indicando hasta que empieza con la autoasfixia, atando una sábana a su cuello hasta ahorcarse, ya están siendo analizadas por los peritos.

En principio, las sospechas apuntan a un adolescente, de 18 años, al que la víctima habría conocido por las redes sociales, pero que todavía no pudo ser localizado, al mismo tiempo que se comenzó a profundizar en la posibilidad de estar en presencia de una desgraciada situación vinculada con el Juego del Momo, de origen japonés y que ha generado conmoción por sus nefastas consecuencias en varios países de Europa.

Según trascendió la niña, de nombre Selene, fue hallada por su hermano mayor, colgada del árbol en el fondo de su casa, en la noche del pasado domingo, ubicada en las calles Nahuel Huapi y Evaristo Carriego del populoso barrio Doña Justa de Ingeniero Maschwitz, mientras que a un costado, quedó tirado su teléfono celular. En la vivienda, los más chiquitos de la familia numerosa dormían, sin advertir que estaba ocurriendo y la madre se había ausentado, encontrándose con ese terrible cuadro al regresar, con su hija ya fallecida y un grupo de vecinos solicitando auxilio de manera desesperada.

Personal de la comisaría 2ª. de Escobar tomó intervención en el hecho, cuya investigación fue derivada al Juzgado de Menores de Zárate-Campana, donde ya se cuenta con una serie de elementos, considerados claves para poder avanzar en el esclarecimiento de lo sucedido. “Se secuestró el celular, donde están las filmaciones y los diálogos por el chat de WhatsApp. Y ahora se busca al supuesto adolescente con el que intercambiaba esos mensajes, con la intención de subirlo a las redes sociales, como parte de un reto de lo que sería el Juego del Momo”, se indicó.

Sus compañeros de la escuela, los del barrio y con los que compartía los ensayos de la murga aún no pueden creer lo ocurrido y la mayoría conoce o tuvo acceso a que la nena filmó su propia muerte. En tal sentido, los docentes y autoridades educativas, junto a funcionarios municipales, acudieron para brindarle contención psicológica a ese grupo de chicos, muchos de los cuales asistieron ayer al sepelio de Selene.

El cuerpo de la niña recién fue entregado a su familia, cerca de la medianoche del lunes, tras ser sometido a la autopsia, que determinó que el deceso se habría producido ante la asfixia por estrangulamiento. Al mismo tiempo, la mamá y el hermano que la halló colgada declararon en la causa, ya que el testimonio del adolescente resulta fundamental, pues al ver el celular, fue quien descubrió las imágenes, paso a paso, antes de producirse el suicidio, que habría sido instigado por ese chico, al que consideraban “un amigovio”, pero que no es de la zona.

La muerte de Selene no solo generó una enorme alerta entre los padres de la comunidad y el acceso de los niños a juegos de las redes sociales, sino gran conmoción en el barrio, ya que la niña era muy conocida, tanto por su participación en la murga, como en ser una especie de encargada de llevar a los más chicos caminando hacia la escuela, ubicada a unas cuantas cuadras de su casa.