La historia de un joven se hizo viral y terminó de la peor manera.

La historia ocurrió en Barranquilla, Colombia. Y tiene como protagonista a un joven de 22 años. Pedro Pablo Santo Domingo esperaba con ansias la llegada de su primer hijo. Junto a su mujer compartían la alegría del próximo nacimiento del bebé.

Así fue que la emoción llevó a Pedro Pablo a tatuarse en la espalda el nombre de su pequeño: Benjamín. Así habían decidido llamar al niño. Y, para compartir la alegría, viralizó el enorme tatuaje en las redes sociales.

Luego del nacimiento del pequeño, el supuesto padre se realizó un ADN para conocer la verdad.Foto: DPA.

Luego del nacimiento del pequeño, el supuesto padre se realizó un ADN para conocer la verdad.Foto: DPA.

Pero la situación sufrió un vuelco dramático, casi de película. El supuesto padre descubrió los mensajes que su pareja se enviaba con su ex novio, en donde le confesaba al tercero en discordia que era el padre biológico del chico y no Pedro Pablo.

Todo ocurrió en octubre en el barrio Chiquinquirá de Barranquilla, pero recién ahora se hizo viral.

La noticia, según informaron los medios locales Diario Movil y La Opinión, llevó a que el joven se realizara una prueba de ADN con Benjamín, en donde luego de un mes finalmente confirmó que no era su hijo.

MD.