Osmar Laplaca, la víctima, tenía 93 años y vivía en la localidad bonaerense de Pilar. Falleció en el hospital.

Un nuevo secuestro virtual, el quinto registrado en las últimas semanas en la zona, se cobró la vida de un hombre de 93 años, quien falleció de un infarto este domingo al recibir un llamado en el que le dijeron que tenían cautivo a su hijo.

Osmar Laplaca, quien vivía en la localidad bonaerense de Pilar, fue la víctima de turno elegida por los falsos secuestradores. El anciano entró en estado de shock al ser contactado por los delincuentes y fue encontrado por su propio hijo, quien llegó a su casa y lo encontró en plena crisis de nervios.

Un anciano de 93 años falleció de un infarto al recibir un llamado en el que le dijeron que tenían secuestrado a su hijo.

Un anciano de 93 años falleció de un infarto al recibir un llamado en el que le dijeron que tenían secuestrado a su hijo.

“Fue un llamado telefónico donde se hicieron pasar por mi hermano. No sé, se ve que mi papá dijo ‘hola Gustavo’ y ahí comenzaron a decirle que sí, que le llevaran dinero que lo tenían secuestrado abajo”, explicó Néstor, otro de los hijos de la víctima, en diálogo con diario Resumen.

El hombre mayor, que era dueño de una lavandería del barrio, no sobrevivió al miedo que le causó suponer a su hijo en peligro y murió en el hospital.

Este caso se sumó a una seguidilla de secuestros virtuales y, según el relato de los vecinos, es una modalidad habitual que se repite cada vez más en la zona. Un día después de la muerte de Laplaca, el lunes, ladrones le robaron todos sus ahorros a una jubilada, según precisó Pilar a Diario.