Esta vez se aplicó la ley sobre la nena de 11 años violada por su padrastro en Médano de Oro. Hoy se realizó la operación. “La nena está bien, tranquila”, contaron.

La nena sanjuanina de 11 años violada por su padrastro fue blanco este martes bien temprano de una operación para interrumpirle el embarazo, explicó la Asesora de Menores, Patricia Sirera, en una conferencia de prensa que se brindó este mediodía en el edificio de Tribunales.

Anteriormente, el 26 de agosto de 2018, se había aplicado la ley sobre una jovencita de 14 años.

Tenía 18 semanas de gestación y, según las autoridades judiciales, la menor “está bien, tranquila, ya abrió los ojos”, explicó la funcionaria judicial.

“Corría riesgo su vida, además era su derecho después de ser víctima de una violación”, agregó Sirera.

El terrible hecho había tomado un vuelo nacional muy importante dadas las características del caso. Con un agregado, en este caso sus guardadores, en este caso su mamá y su padrastro, están detenidos, y es la Justicia la que debe defender los derechos de la menor.

“Es un derecho de la víctima, nosotros escuchamos a la niña, manifestó su deseo de no continuar el embarazo, estaba muy tranquila”, dijo Laura Romarión, asesora de Menores.

La intervención se hizo en el Hospital Rawson. Ambos casos fueron bajo la gestión de la ministra de Salud, Alejandra Venerando.

¿Cómo sigue la contención de la niña? Tanto Sirera como Romarión dijeron que será seguida de cerca por profesionales de la Dirección de la Niñez y Salud Pública.

Otra novedad que se brindó en la conferencia de prensa es que se suspendió la declaración en Cámara Gesell, que estaba prevista para hoy.

Fuente: Diario de Cuyo