Con la conducción de Horacio Lucero

Viernes 20 de octubre | 01:55

De lunes a viernes
de 6 a 8 de la mañana
Domingos de 9 a 13

Servicio Militar Obligatorio: No se les cae una idea

sssooCon sorpresa y algo de preocupación observo como se ha instalado en los últimos días en los medios el debate respecto de la conveniencia de volver al Servicio Militar Obligatorio.

Cuando uno se pregunta ¿Para qué? la idea que prevalece en quienes están a favor, es que contribuiría a disminuir la cantidad de delincuentes jóvenes ó que hay muchos pibes “vagos” que no trabajan, ni estudian. Entonces pregunto ¿El Servicio Militar para qué sirve? ¿Para formar reservistas, preparados y entrenados con una formación militar básica, en caso de necesidad para defender a la patria ó entendemos que puede ser un reformatorio para controlar adolescentes violentos, delincuentes? ¿Es una gran guardería  para contener a adolescentes que ni estudian ni trabajan y no pueden ser contenidos por los padres ni la sociedad?

En los debates y declaraciones que observamos en la tele ó leemos en los diarios, en internet, nos sorprende los testimonios de nuestros políticos, dirigentes y funcionarios, que han transformado el tema en un “clásico” estás a favor o en contra, pero, a ninguno “se le cae” una idea, que permita analizar con seriedad el problema que tiene la sociedad con los adolescentes.

A ninguno de nuestros políticos, se les ocurre pensar, que el desafío para enfrentar esta problemática, lo mejor sería que toda persona de 3 a 18 años deben estar en la Escuela.

Pensar en escuelas de jornada completa de 8 a 16 horas, en escuelas donde los jóvenes a los 18 años tengan un oficio y puedan insertarse en el mercado laboral. Escuelas agropecuarias, Escuelas fábricas, Escuelas técnicas.

Pensar en escuelas donde se brinde una formación cultural sólida y amplia, donde los chicos tengan deportes, se atienda su salud, se controle su dieta, hagan artes…

Nadie piensa, en la protección desde el seno materno de ese niño, que transitará los primeros dos años de su vida, donde la alimentación será fundamental y decisiva para su cerebro y determinante para el resto de su vida.

Nadie piensa, en las futuras generaciones, están más preocupados por las futuras elecciones.

Argentina destina  el 6% del PBI destinado a Educación, porcentaje histórico y el más alto de América Latina; sin embargo, retrocedemos en materia educativa, tenemos menos horas de clases que Chile ó Uruguay, los exámenes de calidad nos ubican por debajo de otros países de América como Brasil, Costa Rica ó México y pensamos que basta con que cada alumno tenga una netbook.

La verdad, no necesitamos transformar cuarteles en reformatorios ó guarderías. Más aulas, llenas de niños y adolescentes.

Recuperemos la Escuela, valoricemos al docente.

Sin Educación no hay posibilidad de crecimiento y desarrollo, sin Educación no hay posibilidad de salir de la pobreza.

 

 

Comentarios

Comentarios