John tiene 106 años y Charlotte 105. Se conocieron en la Universidad de Texas en 1934 y están en el Guinness como la pareja viviente con más años de casados.

Este 22 de diciembre, John (106) y Charlotte Henderson (105) cumplirán 80 años de casados. Ambos se conocieron en la Universidad de Texas, Estados Unidos en 1934. Desde entonces, su amor se ha mantenido intacto y nunca se separaron. Es por esto que los Guinness World Records los consideran como el matrimonio en vida más antiguo del mundo.

El fin de semana pasado, el geriátrico donde viven les organizó una fiesta para celebrar su increíble hito. John recogió a Charlotte en un Roadster de 1920, tal como lo hizo en su primera cita juntos, junto con un hermoso ramo de flores.

Amigos y familiares se reunieron en el Longhorn Village Retirement Community y festejaron junto a la pareja con mucha comida y una presentación de diapositivas que muestran sus ocho décadas de felicidad matrimonial.

La pareja no tiene hijos y, por lo tanto, no tiene nietos o bisnietos como podría esperarse para una matrimonio de esa edad.

“Son una pareja maravillosa y un ejemplo de pareja muy feliz, contentos de estar juntos, viajar juntos y vivir la vida”, dijo Jason Free de sus tíos abuelos. Y agregó: “Te contarán historias del pasado, pero no se detienen en el pasado”.
“Son personas amables, amables y amables. Son la sal de la tierra”, dijo Jim Bissett, residente del geriátrico.
Charlotte y John se vieron por primera vez en la Universidad y fue amor instantáneo. John jugaba al fútbol americano y Charlotte tomaba clases para convertirse en maestra.

La pareja se casó durante la Gran Depresión, el 22 de diciembre de 1939, pocos meses después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Los tiempos han cambiado mucho desde entonces, pero su amor  resistió la prueba del tiempo. ¿Cuál es el secreto de una larga vida y un matrimonio feliz?
“No discutimos nunca y siempre arreglamos las cosas antes de acostarnos”, dice John.
En lo que respecta a la salud, aseguran que siempre llevaron una vida con moderaciones: “comer bien, no beber mucho y ejercitarse casi todos los días”.

John es ahora el jugador de fútbol más antiguo de la Universidad de Texas y se asegura de asistir al menos a un juego cada año, una tradición que ha mantenido durante 84 años.

En 2009 la pareja se mudó a Longhorn Village, un complejo de viviendas para adultos mayores asociado con el grupo de antiguos alumnos de la universidad.
La pareja marcará oficialmente sus 80 años de felicidad matrimonial el 22 de diciembre, mientras que John celebrará su 107 cumpleaños en la Nochebuena.

Charlotte no olvida cuando lo vio por primera vez: “no me importó que mirara por encima de mi hombro”, dijo en una entrevista al The Washington Post.
En esa época las relaciones breves no eran usuales así que, tras varios años de noviazgo, decidieron casarse y formalizar su amor: “Le tomó cinco años a Charlotte decidir que quería casarse”, comentó John en una entrevista.

Y el sí, quiero, lo dieron ante apenas dos invitados, para viajar luego a  San Antonio, Texas, para disfrutar de su luna de miel.
Siete dólares por noche les costó el hotel donde se quedaron unos  días. Era su primer viaje juntos. Luego vendrían muchos más, al punto que conocen gran parte del mundo.

Les gustan los cruceros y navegaron por Sudamérica, Escandinavia, China y decenas de lugares.

Y esperan batir el récord del matrimonio más largo de la historia, título que poseen los estadounidenses Zelmyra y Herbert Fisher, cuya unión se mantuvo durante 86 años y 290 días, hasta la muerte de Herbert en 2011.