La mujer se dedicaba a la construcción. Vivía sola y tenía 65 años. Su cuerpo apareció en la tarde del lunes.

El cuerpo de Patricia Rosa Saad estaba tirado en el piso adentro de una habitación de su casa. En la trágica escena encontraron un charco de sangre y algunas cosas revueltas. Mientras los peritos trabajaban en el lugar, los primeros indicios apuntan a una muerte provocada en ocasión de un asalto aunque persisten las dudas y se manejan otras hipótesis.

La muerte de la sexagenaria conmocionó a los vecinos de esta localidad en el Valle de Punilla. En la zona la conocían como La Turca. Sus trabajos eran las obras viales y la extracción de áridos. En su casa de la calle Chaco al 150 donde fue hallado el cadáver tenía varias máquinas para la construcción.

El caso fue caratulado como “muerte de etiología dudosa” por la Fiscalía de Tercer Turno de Carlos Paz.