Crecen las consultas virtuales en el país y ya se usa hasta para los casos de gripe

Alguna vez imaginaron que un dolor de garganta o una cardiopatía podrían ser atendidos sin necesidad de pisar un consultorio médico? Cada vez más profesionales e instituciones de salud recurren a la telemedicina, es decir, al uso de tecnología para atender a sus pacientes a la distancia. Hoy en día son más los médicos que están disponibles a través de sitios web, mails, chats de WhatsApp, videollamadas y aplicaciones para celulares. Ni más ni menos que lo que todos usamos, a diario, para hablar con familiares o amigos.

Además de tratar a la distancia temas de salud complejos, la medicina móvil se utiliza para resolver consultas cotidianas. Por ejemplo, según la empresa de servicios de emergencia Vittal la telemdicina es esencial en épocas como el otoño donde aumenta el riesgo de sufrir gripe estacional: promueve que sus pacientes hagan una consulta “virtual” antes que ir a la clínica ante síntomas como tos, dolor de cabeza, malestares gastrointestinales, golpes y reacciones alérgicas. Esta empresa ofrece el servicio desde mayo de 2017 y ya tiene más de 3.500 descargas en dispositivos electrónicos y unos 600 registros por web.

Desde cualquier lugar y en horarios extendidos, las consultas se realizan mediante una videollamada. También se puede obtener una receta online para retirar el medicamento indicado directamente en la farmacia. Otro proyecto es la planificación quirúrgica virtual. Consiste en la evaluación de un paciente de forma remota. Se diseña y construye un escenario virtual de su futura cirugía. Se imprimen la parte del cuerpo a tratar y las herramientas a utilizar. Finalmente, se ejecuta la cirugía habiendo ajustado todo el proceso de manera virtual.

Uno de los pioneros en telesalud es el hospital Garrahan que lleva 21 años trabajando en esta modalidad. En 1997 puso en marcha su Oficina de Comunicación a Distancia (OCD) y, en ese momento, respondía consultas por telefax. Luego fueron por mail y desde 2016 las resuelven a través de una plataforma especial. En los últimos cuatro años crecieron los programas online como TeleUCI (Cuidados Intensivos), TeleNeo, Teledermatología, TeleCardio y Endoscopía Respiratoria, entre otros. Asimismo, el hospital universitario Austral tiene una unidad pediátrica móvil y teleconsultas para pacientes internacionales.

“Estamos convencidos que los servicios remotos serán una de las principales vías de atención de la población”. Si ese pronóstico se cumple, ¿ir a un hospital estará en vías de extinción? “De todos los cambios tecnológicos que tienen que ver con la medicina, lo más difícil de adaptarse es cómo está cambiando la relación médico/paciente. Porque mientras la tecnología se metió en instrumentos no hubo problemas. Pero ahora se metió en las relaciones entre las personas”, analiza la cardióloga Florencia Rolandi especialista en “mHealth” (salud móvil) y asesora de la Secretaría de Gobierno Digital del Ministerio de Modernización.

Entrevistada por Vanesa López de diario Clarín, la médica indicó que “La telemedicina no puede expulsar, ni ser una barrera, para los pacientes que quieren ver a los médicos. Eso no debería ocurrir. Pero sí puede ser una herramienta para hacer consultas oportunas”, sostiene Rolandi. “Si vos construiste una relación de médico a paciente y podés complementarla con estrategias no presenciales, para mí suma”, concluye la cardióloga.