Cerca de las 3 de la madrugada se desató una tormenta que produjo grandes roturas en CABA y su alrededores. La zona oeste del Gran Buenos Aires es la más afectada

Calles anegadas, ramas caídas, numerosos usuarios sin luz, semáforos fuera de servicio y luminarias callejeras apagadas son algunas de las múltiples consecuencias del intenso temporal de lluvia, viento, y ocasional caída de granizo que azota desde esta madrugada al área metropolitana de Buenos Aires. En Tres de febrero murieron dos personas.

Los momentos más intensos del temporal se registraron alrededor de las 3:00 de la madrugada y poco después de las 6:30, cuando la lluvia dejó sin visibilidad a las calles y avenidas de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Paralelamente se produjo un brusca baja de la temperatura, aunque persistieron las condiciones de humedad ambiente que se viene prolongando desde hace varios días en la región. Una intensa actividad eléctrica fue la característica visual de la tormenta, iluminando en forma intermitente el cielo.

El Servicio Meteorológico Nacional informó a media mañana que en 24 horas cayeron sobre el área metropolitana 108 milímetros de agua, cuando las previsiones para toda la semana comprendida entre el 27 de abril y el 3 de mayo eran de 70 milímetros.

Más de 100.000 usuarios de la empresa Edenor y unos 40.000 de Edesur se quedaron sin servicio eléctrico en la madrugada, según informó el ENRE en su web. Para el mediodía, más de la mitad continuaba sin suministro.

Dos muertos en Tres de febrero

Las autoridades del partido informaron a través de un comunicado que dos personas murieron electrocutadas en medio del diluvio. Las personas fueron identificadas como Alejandro Paul y Abel Ezequiel Apud.

En pleno temporal que se desató en la madrugada, los dos hombres entraron en contacto con una puerta de chapa electrificada en el patio de su casa y fallecieron instantáneamente.

Cayó un cartel publicitario sobre una casa

Sucedió en el cruce de en Avenida General Paz y Mosconi y dejó el techo completamente deteriorado y un garage destrozado. Los vecinos aseguran que la estructura metálica cedió cerca de las cuatro de la mañana. No hay víctimas.

“El ruido fue tremendo, pensamos que fue un tornado”, contó una testigo que vive frente al lugar del incidente, al tiempo que afirmó haber realizado denuncias “hace dos o tres años” para que lo saquen por la peligrosidad que representa en toda la cuadra.

Un techo de una estación de servicio en Liniers destruyó un auto

En el comercio ubicado sobre la avenida General Paz, en el tramo que pasa por el barrio de Liniers, fue otro de los afectados por el temporal cuando la totalidad de su techo cedió sobre las instalaciones.

Un vehículo fue aplastado, pero no se registraron víctimas.

Merlo: autos atrapados y se decretó estado de emergencia en todo el partido

Más de veinte autos fueron aplastados por la caída del techo de un estacionamiento ubicado en Avellaneda y Suipacha, y no se registraron víctimas.

Las vigas y el tinglado no soportaron los fuertes vientos de la noche y en pocas horas cedieron sobre los vehículos.

“Jamás pensé que iba a pasar esto. Llegué hasta acá y lo primero que hice es ver si estaba algún cliente, y por suerte no”, contó Guillermo, el dueño del garage.

En el partido las calles se encuentran anegadas y desde la Municipalidad decretaron el estado de emergencia.

Un boliche de San Justo tuvo una “catarata” pero siguió la fiesta

La discoteca SkyLab, ubicada en Av. Brig. Gral. Juan Manuel de Rosas 5554, sufrió grandes filtraciones en su techo que provocaron la caída de abundante agua de lluvia, pero la música no paró y los clientes continuaron en el baile.

“Pudo haber sido una tragedia, las luces no se apagaban y no paraban la música”, contó Luis, uno de los testigos.

El boliche estuvo dos horas con la “catarata” sobre la gente, pero “recién a las cuatro de la mañana” avisaron que no se podía seguir.

Derrumbe de una escuela en El Palomar

En El Palomar, el derrumbe del techo de la Escuela 5, ubicada en Capitán Joaquín Madariaga al 800, causó grandes destrozos en varias aulas, por que”se evaluará si se retoman las clases el miércoles”, dijeron sus autoridades.

“Tenemos una matrícula de 300 alumnos, pero algunas aulas y parte del techo quedaron destruidos, por lo que la escuela está intransitable”, dijo el vicepresidente del Consejo Escolar, Sebastián González.