Con la conducción de Horacio Lucero

Lunes 22 de enero | 02:55

De lunes a viernes
de 6 a 8 de la mañana
Domingos de 9 a 13

Tener más dinero, el principal deseo de los argentinos para este año

Mejorar los ingresos supera incluso a la buena salud como anhelo para 2018.

Una encuesta de la consultora D’Alessio IROL halló que más de un tercio de los argentinos tiene como deseo para 2018 una mejora en sus ingresos.

La preocupación por conseguir más dinero superó incluso a las menciones referidas a la salud y a las relaciones saludables. Según D’Alessio IROL, un 35 % de los encuestados quiere mejorar sus ingresos; un 26 % apunta sus deseos a gozar de buena salud y un 25 % eligió la opción de mejorar los vínculos personales.

Los números afligen a la población. El economista investigador del Conicet Roberto Bouzas remarcó que “si una familia está endeudada es conveniente no agravar la situación acumulando atrasos y punitorios que luego se transforman en una bola de nieve”. También explicó la importancia de analizar cómo se compone el gasto familiar para reducir todo lo que sea sacrificable. “Es importante dedicar tiempo a la búsqueda de precios. En un contexto de inflación, los precios difieren según los puntos de venta. Es cierto, esta actividad requiere tiempo. Sin embargo rinde en términos de gasto”, agregó.

Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.net, coincidió con Bouzas y explicó que los gastos hormiga pueden representar hasta un 40 % del presupuesto familiar. “El uso del taxi, el consumo innecesario y otros malos hábitos económicos suelen ser hereditarios. Los hijos aprenden de los padres. En una buena economía personal, esto se controla para clasificar bien los gastos fijos y variables”, dice Litvinoff. También sugirió cómo generar ahorro. “El precio varía con la inflación. Sin embargo, hay familias que organizan grupos para hacer compras por mayor de alimentos no perecederos. Esto representa ahorros de hasta un 20 %. Lo mismo se puede hacer con el adelanto de la compra de útiles escolares que permite economizar otro 20 %”, explicó.

Los especialistas también dijeron que es posible invertir en un contexto complejo. Aunque toda inversión depende del excedente que pueda generar una familia. “Cualquier inversión que genere un rendimiento mayor que la inflación, es una buena opción”, dijo Bouzas. Por su parte, Litvinoff señaló que las Lebacs continuarán dando rendimientos positivos por al menos tres meses y señaló que los mercados emergentes ofrecen muy buenas opciones.

D’Alessio le preguntó a mil personas sobre sus deseos para 2018 y encontró que en el cuarto lugar –tras el dinero, la salud y los buenos vínculos personales– quedó la opción “empezar un hobby”, con un 23 % de las preferencias. Mientras que en el quinto puesto, con un 17 %, se ubicó la alternativa “ayudar a alguien que lo necesite”.

Al ser consultada sobre los resultados de esta encuesta, la socióloga de la UBA Manuela Gutiérrez dijo que el hecho de que un 35 % de los argentinos esté preocupado por la situación económica no se puede disociar del resto de los indicadores. “Ese porcentaje no surge de la nada. Refleja cómo, algunas veces, se prioriza el plano personal por sobre el resto de la sociedad. Es complejo, porque parece que la economía está por arriba de otros ámbitos de la vida. Lo económico es importante, pero es una falla de nuestra cultura pensar que sólo mejorando eso vamos a estar bien”, subrayó. En este sentido, dijo que es llamativo que los encuestados prioricen la economía por encima de la salud. “La situación económica personal no se puede disociar de la macroeconomía del país”, agregó.

En términos de salud, el doctor en psicología Harry Campos Cervera y la especialista en enfermedades psicosomáticas María Teresa Calabrese, analizaron cómo influye la angustia de la falta de dinero en una sociedad.

Ambos coincidieron en que la angustia es una buena señal porque pone en alerta a los individuos y los lleva a trazar estrategias para sobreponerse. “La incertidumbre genera angustia porque no podemos garantizar que lo que hacemos para vivir asegura nuestra estabilidad. La angustia funciona como un sistema de protección para evitar patologías. La falta de sueño, la agitación constante o imposibilidad de resolver un problema sin poder dejarlo de lado ni siquiera un momento son señales que sirven para evitar caer en una depresión o en un ataque de pánico”, explicó.

Calabrese dijo por su parte que “no se puede ser todo el tiempo pesimista o pensar que todo es terrible. Cuando la realidad es adversa lo más importante es resolver los conflictos internos.De esa manera, se está mejor preparado para sobrellevar cualquier situación”.

También señaló que el trabajo es la actividad más importante para las personas porque, en muchos casos, define los demás aspectos de su vida. En ese contexto destacó una contradicción marcada por Sigmund Freud. “Cuando una persona tiene trabajo, empieza a enojarse con el trabajo porque tiene que cumplir con un horario y protesta porque tiene que trabajar. Y, cuando no tiene trabajo, se enoja porque no lo tiene. Esta angustia es una contradicción humana. Por esto ante un contexto difícil, la mejor opción que tiene una persona es fortalecer su vida interior, capacitarse y no aislarse”, explicó. Al parecer, la llave para superar la adversidad, es trabajar en equipo.

Fuente: Clarin.com

Comentarios

Comentarios