Familiares y vecinos de la presunta víctima atacaron la casa del acusado. Hubo incidentes.

Pasado el mediodía del viernes, la tensión comenzó a crecer en barrio Los Cortaderos, en el noroeste de Córdoba. La denuncia que hicieron familiares y vecinos de una nena es muy fuerte: afirmaron que fue violada por un policía que vive en esa zona.

Los vecinos atacaron la casa del acusado con piedras y amenazaron con prenderla fuego. Al lugar llegó Guardia de Infantería, que respondió con balas de goma.

La Policía le confirmó a ElDoce.tv que el sospechoso es un agente de policía. “Está demorado y a disposición de la Justicia”, informó el comisario Gustavo Piva.

De la menor, se sabe que tiene 15 años. Aún no trascendió su estado de salud y se espera que le realicen pericias. La denuncia fue radicada en la Unidad Judicial 18.