Durante 12 horas no se supo nada del chico de 6 años. Pero Lis, una “mami del jardín”, había visto el mensaje de alerta por Whatsapp y logró detenerla.

La abuela, de 74 años, hacía un tiempo que no manejaba. Tenía lagunas “esporádicas” por su Alzheimer. Pero el jueves tomó la llave del auto que conducía su esposo y no volvió a su casa después de una visita con su nieto al odontólogo. Desde ese momento, no se supo nada de ella ni del nene de 6 años. La angustia duró 12 horas para esa familia de Munro.

Desesperados, los padres llamaron al 911, avisaron a todos los vecinos y enviaron el alerta con fotos de los dos y del auto a todos los grupos de WhatsApp. Esa fue la clave.

“La reconocí. Me agarró un ataque de nervios. Dije ‘Es la señora que está Desaparecida con el nene'”, cuenta Lis, una madre que lleva a su hijo al mismo jardín que ese nene.

La mujer y el nieto estaban a bordo de una Eco Sport gris. Lis la vio a la salida de un sanatorio. Recordó la patente del auto.

“La cercanía con que el nene va al mismo jardín que el mío, hizo que me involucre. Si no recibimos muchos mensajes de personas perdidas. Pensé si la seguía, por dónde la seguía. Actué inconscientemente y le saqué la llave del auto porque la señora no tenía noción de lo que estaba haciendo. Tenía miedo de que se fuera”, relató en diálogo con TN.

La abuela, asegura, estaba tranquila. “Traté de que el nene se quedara en la camioneta hasta que llegaran los policías. Y llamé a la madre. Me contestó llorando. Estaban desbordados esos padres. Después la volví a llamar y le pasé con el nene para que se quedara tranquil”, sigue la mujer. En Munro la aplauden, literal, como a una heroína.

Para que la madre del nene sintiera que su hijo ya noe estaba en peligro y, de hecho, estaba en una situación familiar, Lis le contó que ella llevaba a su hijo al mismo jardín. “Ahí el nene también se puso a llorar, creo que se dio cuenta de lo que había pasado”, cierra.

La Policía de la Provincia de Buenos Aires acudió a esa dirección tras el llamado al 911. El nene ya está con sus padres.