En el marco de una acción de gestión iniciada en el año 2016 enmarcada en la previsibilidad y con una inversión superior a los 9.300.000 pesos, la Cooperativa de Servicios Públicos, Vivienda y Crédito Tío Pujio Ltda. puso en funcionamiento en la mañana de hoy tres líneas subterráneas de transporte de energía eléctrica.

Esta gestión iniciada en el 2012 tiene como premisa la búsqueda de la calidad de los servicios y no considera las inversiones económicas en ellos como un gasto, sino como una inversión que en el corto y mediano plazo redunda en mayores beneficios para los asociados.

La diferencia fundamental entre gasto e inversión es el retorno esperado de cada uno de ellos. Mientras que en la inversión se espera conseguir rendimiento en el futuro, el gasto es la simple utilización de un bien o servicio a cambio de una contraprestación. Teniendo esta premisa como una de las líneas de acción el

Consejo de Administración de la Cooperativa comenzó a trabajar en varios frentes y las mejoras en el servicio de energía eléctrica fue uno de ellos.

Esta acción fue supervisada en la caseta ubicada en la intersección de calles Maipú y República Argentina de esta localidad por técnicos de la empresa proveedora, que ya habían visitado la Cooperativa para supervisar las tareas preliminares y en la jornada de hoy, durante el corte del suministro entre las 6 y 10 horas, procedieron a la revisión y posterior puesta en funcionamiento de las tres celdas de distribución primaria.

La jornada sirvió además para una capacitación del personal de la Cooperativa (ocho personas, que fueron dividas en dos grupos).

Este domingo quedaron habilitadas las tres nuevas líneas subterráneas. Una de ellas está destinada a la alimentación de las celdas y las dos restantes son las que distribuyen la energía desde las propias celdas hasta llegar a los puntos de distribución.

Estas tres líneas se suman a las ya existentes en la localidad, pero con la novedad que el transporte de energía eléctrica para la demanda urbana e industrial ahora es de manera subterránea. Su habilitación significa que las líneas áreas existentes pasarán a cumplir la función de la distribución ampliando la capacidad.

Esta nueva instalación permitirá modificaciones sustanciales en la distribución del fluido eléctrico de la localidad, mejorando la calidad del servicio urbano y rural, obteniendo además una mayor capacidad de entrega de energía.

Entre las ventajas podría decirse que ante una falla en el sistema urbano, se permitirá seccionar el sector, reduciendo el tiempo de

la falta de energía y ya no teniendo que interrumpir el servicio a toda la localidad, sino solamente al sector afectado por la avería.

TRANSPORTE en energía es el flujo de un punto a otro sin distribuciones intermedias y DISTRIBUCION es la ramificación a través de las líneas a distintos sectores.

Las obras de tendido subterráneo la Cooperativa las proyectó en 2016 abarcando una extensión de 2.347 metros desde el campo eléctrico hasta la localidad con un cable de 120mm2 (terna) y con dos salidas de 70mm2.

Este trabajo puesto en funcionamiento en la jornada de hoy tendrá una continuidad con la planificación establecida por la Cooperativa y la obra de EPEC para abril del corriente año cuando se inicie una repotenciación y modernización tecnológica en el campo eléctrico de la localidad, que pasará a contar con cinco celdas. Dos estarán destinadas al abastecimiento de energía eléctrica a la Empresa Saputo Argentina SA, otra estará reservada para el sector urbano e industrial, una cuarta será exclusiva para los usuarios de la zona rural y la quinta quedará como auxiliar para situaciones de emergencia.

Dentro de las tareas de mantenimiento previstas, la Cooperativa procedió al reemplazo de descargadores a distintos usuarios de la zona rural que se vieron afectados por las tormentas y la acción de los rayos.

Entre las 6 y las 10 horas con 32 minutos con dos grupos de trabajo, la Cooperativa dispuso los reemplazos de los descargadores a 50 usuarios rurales.