Ocurrió en el cementerio de Lomas de Zamora. Un grupo de unas 20 personas robó todo lo que encontró a su paso en pleno cortejo fúnebre.

Todo empezó el martes cuando un cortejo integrado por más de 20 motos acompañó los restos de un joven que había muerto en un accidente desde Fiorito hasta el Cementerio Municipal de Lomas de Zamora. La ‘”despedida” terminó a los tiros y con saqueos en pleno entierro.

“Venían arrasando con todo”, afirmó una vecina en diálogo a Todo Noticias. Le robaron motos a la gente que estaba visitando los restos de sus seres queridos, saquearon locales y hasta intentaron llevarse las placas. Todo a los tiros, y a pocos metros de un jardín de infantes.

A raíz de esta situación, efectivos de la Policía Bonaerense iniciaron una persecución dentro del cementerio, secuestraron motos y evitaron que sigan robando.

En las redes sociales se viralizaron varios vídeos de la insólita “caravana tumbera” para despedir a Miguel, un chico que murió en un accidente de tránsito al chocar con una moto robada. Una vez que llegaron a la despedida de su amigo, los integrantes de la caravana hicieron sonar sus motos acelerándolas.