La pareja, que sufrió un choque automovilístico, fue enterrada en la misma jornada en que habían planeado casarse.

De la felicidad al drama absoluto. El pasado 11 de mayo, Luana y Rodrigodebían casarse en la localidad de Passos, al sudeste de Brasil. Pero, en un giro inesperado del destino, el mismo día en que debían celebrar el amorque sentían ante Dios, la pareja fue enterrada. La tragedia enlutó a todo el país.

Luana Regina Alves, de 36 años, y Rodrigo Nogueira, de 31 años, fallecieron horas antes de su boda en un accidente automovilístico. La muerte los encontró en la carretera MG-184, cuando se trasladaban desde Sao Paulo hasta el lugar donde debían dar el “Sí, quiero”.

El choque frontal fue contra otro vehículo, cuando el novio realizaba una maniobra de adelantamiento. Según informó la Policía Militar, el otro conductor y su amada perdieron la vida al instante, mientras que él murió poco después en un hospital zonal.

La mayoría de los familiares y allegados invitados al casamiento terminaron concurriendo a un funeral. Pues la misa de entierro se realizó en la misma iglesia en la que pensaban contraer matrimonio.