El regreso de Barreda, hoy de 82 años, causó revuelo entre los vecinos. Tanto, que algunos dieron aviso a la Policía al ver el movimiento que se registraba en casa. Temían que se tratara de alguna intromisión.

El hombre volvió a la casa en la que mató a sangre fría a su familia. Regresó acompañado por un equipo de técnicos que están produciendo un documental sobre la masacre, quienes recibieron autorización de la Suprema Corte de la Provincia. Según se supo, recorrió los pasillos y cada uno de los rincones de la vivienda para recordar cómo mató a su familia.

El odontólogo estuvo por varias horas junto con el director del documental, tres técnicos de filmación, un funcionario de la secretaría de Seguridad de la Corte bonaerense y cuatro policías de la comisaría primera. Además, dos oficiales de la Policía Local hicieron guardia en la puerta.

En 1992, Ricardo Barreda asesinó a su esposa, su suegra y sus dos hijas. Lo hizo en La Plata, en la casa de la calle 48, entre 11 y 12. El odontólogo fue condenado a prisión perpetua y obtuvo la libertad condicional en diciembre de 2015. Desde entonces, es muy poco lo que se ha sabido del cuádruple femicida. Vivió en la casa de un amigo, estuvo internado en hospital de Pilar y fue de un lado a otro buscando un geriátrico donde dormir.