La chica de 14 años es buscada por su familia y la Policía desde el 18 de septiembre. La hipótesis de una huida se cae e investigan si se trató de un crimen macabro.

Delia Gerónimo Polijo, de 14 años, falta de su casa del Paraje La Paz de Traslasierra desde el martes 18 de septiembre. Mientras la desesperación de sus padres crece, El Doce conoció novedades de la investigación que podrían ser cruciales.

La hipótesis que tomó fuerza en los últimos días es la más temida: Delia podría haber sido raptada y asesinada de una manera escalofriante.

El imputado que está más complicado es boliviano y trabaja como ladrillero. Olivia, la perra entrenada para buscar personas que trabaja para la Policía, habría detectado que Delia estuvo dentro de su casa y en el auto. Por el momento no está detenido: en su declaración dijo que la conocía de vista por vivir a pocas cuadras, pero que no tuvo relación alguna.

Precisamente, las miradas están puestas en los hornos de ladrillos. Están viajando peritos para conocer si hay restos fósiles en alguno de ellos: no se descarta que la menor haya sido asesinada e incinerada.

+ VIDEO: La palabra del abogado de la familia de Delia:

Claves

Dos aritos y un collar que Delia compró antes de desaparecer fueron algunas de las primeras pistas que encontraron los investigadores. Estaban a escasos metros de su casa y todavía dentro del envoltorio.

Además, está imputado un artesano, ya que la perra Olivia determinó que Delia estuvo en el jardín de su casa. Mientras tanto, la recompensa para quien aporte datos sobre el paradero de la adolescente se mantiene en 200 mil pesos.