El horror ocurrió durante la noche del domingo. Detuvieron al novio de la víctima de 24 años, pero su madre asegura que es inocente.

El hallazgo de tres cuerpos apuñalados conmociona a la localidad mendocina de Maipú y a todo el país. Una mujer de 48 años, la hija de 24 y el nieto de apenas cuatro fueron encontrados en su casa por otra hija de la primera mujer.

La mamá del niño asesinado ingresó a la vivienda a la 1.30 de la madrugada y dio con el horroroso escenario en una habitación. Todos los cuerpos tenían signos de violencia y cortes.

Por el hecho fue detenido Ezequiel Ledesma, quien sería novio de la joven de 24 años. Según informó el medio Los Andes, el asesino intentó limpiar los rastros pero algunos vecinos lo señalaron como el sospechoso. Cuando la Policía llegó a su casa a buscarlo, encontraron zapatillas con manchas de sangre.

Sin embargo, la madre de Ledesma lo defendió y dijo que es inocente. “Están inculpándolo injustamente. El fue a jugar al fútbol, después estuvo con sus amigos y en su casa hasta muy tarde. No es culpable, siempre estuvo muy pendiente de Karen (una de las víctimas)”, afirmó. En su argumento, la mujer justificó las manchas de sangre por “un caniche que iba y venía” entre las dos casas.