Fue 4 a 3. Comenzó ganando el seleccionado galo, después lo dio vuelta la albiceleste, pero otra vez los europeos aprovecharon los errores y alcanzaron un 4 a 2 con gran contundencia, después descontó el Kun Agüero, pero ese último aliento no le alcanzó.

Argentina no debía jugar al ritmo de Francia. No debía entrar en esa locura del ida y vuelta. Tenái que se pensante. Tocar. Rotar y quitarle ritmo al encuentro. Esto lo hizo bien en los primeros minutos, pero cometió dos errores que le costaron el primer gol. El primero de ellos fue a los 7 minutos cuando Mascherano bajó a Mbappé al borde del área Griezmann le pegó con mucha rosca por arriba de la barrera y la bola dio en el travesaño.

Griezmann le pega a la pelota con maestría. El balón dará en el travesaño.

 

La segunda equivocación le costó caro. La pelota perdida en el medio, le dio la posibilidad a Mbappé salir a toda velocidad de contra, ingresó al área y Rojo lo manoteó. Claro penal que Antonie Griezmann cambió por gol. (PT 10).

El cuarto de hora encontró a la Argentina manejando la pelota pero sin profundidad, sin lastimar con pelotas punzantes, porque Messi no encontraba ni a Pavón ni a Di María.

Tres minutos más tarde Francia contó con otro tiro libre al borde del área. Pogba habilitó a Mbappé, Tagliafico lo cruzó y lo bajó. Pogbá tomó la pelota y le pegó desviado. (PT 18’).
A esa altura la velocidad de Mbappé era un problema sin solución para la Argentina. Se movía por derecha y por izquierda y ganaba siempre.

 

Lionel Messi quedó muy solo, aislado, y la Argentina era un equipo muy largo.

Pasados los primeros 25 minutos, Argentina tenía la pelota el 69% del tiempo. Sin embargo, la tenencia no se traducía en llegadas. Francia, con mucho menos posesión, lastimó más, y tuvo las mejores chances.

La Selección en la media hora del partido era un equipo muy largo, sin conexión. Messi bajaba para tratar de agarrar la pelota pero el área francesa era un desierto, ningún delantero argentino la pisaba. Así era muy difícil complicar al seleccionado galo (PT 30′).

 

Angel Di María ya sacó el zurdazo que se transformará en el empate de la Argentina.

Argentina tiene la pelota pero no sabe qué hacer con ella. Messi sufría dentro del campo porque se daba cuenta de que estába cada vez más solo. Hasta que a los 41 minutos, Angel Di María recibió la pelota, ningún francés le salió a achicar, y sacó un zurdazo enorme que se coló en el ángulo de Hugo Llorís. Golazo de otro partido para la Argentina. Golazo y empate, inmerecido por cierto por lo bueno que había realizado Francia, y el mal partido del albiceleste.

Y el ST le dio otra chance a la Argentina. Se la dio Francia al errar mucho, y se la dio Di María con ese golazo.  A los 3 minutos, tiro libre de Banega, rebote en el área, le pelota le quedó a Messi, quien giró y le pegó al arco. Mercado, casi en el área chica, la desvió con la zurda y descolocó a Lloris para dar vuelta la historia.

Gabriel Mercado ya tocó la pelota de zurda, que se transformará en el segundo gol argentino.

Un error casi le costó el empate a la Argentina, cuando Giroud tocó para Griezmann, la pelota fácil para Armani pero Fazio la tocó y descolocó al arquero, pero la bola se fue afuera.  Dos minutos más tarde (12)  desbordó Hernández por izquierda, tiró un centro largo, Pavard agarró la pelota como venía y la clavó en un ángulo del arco de Armani. Golazo y 2 a 2, y otra vez a empezar de nuevo.

Benjamín Pavard, defensor de Francia, grita con alma y vida el empate.

Francia a partir del empate comenzó a ser mucho más que la Argentina. Hernández otra vez escaló por la izquierda, tiró el centro, le pegó Matuidi, la pelota pegó en Otamendi y le cayó a Mbappé quien definió. Francia ganaba 3 a 2, y sacaba provecho de cada equivocación defensiva de la albiceleste. Francia comenzó a tocar y tocar, y Argentina no sabía cómo pararlo. Giroud alargó para Mbappé, quien sacó un derechazo ante la salida de Armani. Otro golazo y 4 a 2. Después Francia manejó la pelota y jugó con la desesperación de la Argentina que se mostró impotente. Hasta que faltando dos minutos para el final, el Kun Agüero se filtró entre los centrales y puso el descuento, 3 a 4.  Así terminó el sueño albiceleste.

Estadio: Kazan Arena.

Argentina: Franco Armani; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Enzo Pérez, Éver Banega; Ángel Di María, Cristian Pavón y Lionel Messi. DT: Jorge Sampaoli.

Francia: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; NGolo Kanté, Paul Pogba, Blaise Matuidi; Antoine Griezmann, Kylian Mbappé y Olivier Giroud. DT: Didier Deschamps.

Goles: PT: 13′  Antonie Griezmann (F), 41′ Angel Di María (A). ST: 3′ Gabriel Mercado (A), 12′ Benjamín Pavard (F), 19′ y 23′ Kylian Mbappé (F), 47′ Sergio Agüero (A),

Cambios: ST: inicio, Federico Fazio por Marcos Rojo (A), 20′ Sergio Agüero por Enzo Pérez (A), 30′ Maximiliano Meza por Cristian Pavón (A),y Corentin Tolisso por Blaise Matuidí (F), 37′ Nabil Fekir por Antoine Griezmann (F), 43′ Florian Thauvin por Kylian Mbappé (F).