La víctima es un hombre de 38 años que se encuentra internado. Su familia asegura que el agresor lo hostiga desde hace años por su elección sexual.

Juan Zelaya, tiene 38 años, y fue salvajemente atacado por un vecino que, según relató su familia, hace años lo viene hostigando porque es gay. El ataque homofóbico ocurrió en la provincia de Tucumán y generó repudio en todo el país.

Este jueves por la tarde Juan salió de su casa para ir hasta la panadería cuando su agresor lo atacó a ladrillazos: le desfiguró la cara, y podría haberlo matado.

Siempre le decía cosas, pero J. nunca contestaba porque es de muy bajo perfil y no le gustan los problemas“, contó una tía de la víctima a La Gaceta. Tuvieron que intervenir varios vecinos para que el atacante frenara con las agresiones.

Inmediatamente fueron a hacer la denuncia a la Comisaría 10, pero hasta el momento no recibieron ni constancia ni respuestas. Reclaman que el atacante de Juan no fue detenido. “Cuando los testigos fueron a la vivienda de este delincuente a pedir una explicación, estaban los policías custodiando la casa. Él se escapó por el pasaje de atrás y mi vecina me dijo que lo esperaba una moto de la Policía”, agregó la mujer.

Al conocerse la noticia, desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) repudiaron este episodio, y cuestionaron duramente lo ocurrido: “¿Quién no repudia este tipo de violencia? Nada puede justificar estos actos. Considero que tiene que ser producto de unahomofobia y de que el agresor no está en su sano juicio”, manifestó su director, Ramiro Granado. Confirmó que la familia de la víctima hizo la denuncia, y que el organismo investigará lo ocurrido.

Por su parte la Federación Argentina LGBT (FALGBT) publicó un repudio en las redes donde denunció que el agresor de Juan se llama Daniel Manuel Zelarayan y que desde hace tiempo viene “acosándolo en la calle, insultandolo por ‘puto'”.