Según informaron desde el hospital, pretendían ingresar todos a la guardia.

Un tremendo revuelo se armó hoy en la guardia del hospital Padilla cuando parientes de una persona accidentada pretendían ingresar por la fuerza.

“Querían entrar todos a la guardia y eran muchos; a la guardia solo entra el herido y la familia espera afuera; cuando se les explicó eso, se enojaron”, explicó la directora del hospital, Olga Fernández.

La reacción de los familiares del paciente fue violenta y quedó filmada por testigos. Agredieron a un guardia de seguridad, luego golpearon a varios policías y rompieron vidrios.

Las autoridades del Hospital Padilla realizaron la denuncia correspondiente y, según informaron fuentes policiales, habría al menos cinco aprehendidos.