La pequeña gateó hasta el recipiente y se metió de cabeza; su mamá la llevó rápidamente al hospital pero ya era tarde

La localidad tucumana de Campo Bello, departamento de Graneros, no sale de su conmoción luego de que una pequeña de un año y un mes gateara hasta una palangana y falleciera ahogada. Su madre la llevó rápidamente hasta el centro de salud local pero los médicos no pudieron hacer nada ya que la menor había perdido la vida.

La beba estaba junto a sus dos hermanos de siete y ocho años en el patio de su casa. Sin embargo, la madre se alejó por unos minutos y fue en ese momento que la nena gateó hasta una palangana con agua y cayó de cabeza.

Cuando la encontró, trató de reanimarla, pero no lo consiguió y la trasladó al centro de salud local, donde los médicos determinaron que había ingresado muerta.

Los vecinos de la zona que conocían a la familia dijeron a la policía que lo ocurrido fue un accidente y que la madre era muy atenta en el cuidado de sus hijos.