El vuelo LA 8050 atravesó una feroz tormenta de granizo en Misiones. No hubo heridos.

Con todos sus pasajeros sanos y salvos pero con daños en el parabrisas y en la trompa donde está el radomo, que protege el sitema de comunicaciones, un avión de Latam aterrizó de emergencia. Volaba desdeSantiago de Chile y se dirigía a San Pablo, Brasil.

Según el informe dado a conocer por el piloto, la máquina entró en un sistema de tormentas cuando volaba sobre la ciudad de Posadas, Misiones. Tras caer unos 1500 metros en solo 1 minuto, el piloto se desvió de su ruta y se dirigió a Buenos Aires. En la caída, la velocidad alcanzó los 1000 km por hora. “En el entorno de estas tormentas se generan ondas de gravedad, que la sufre el avión y son muy violentas”, explicó el meteorólogo Matías Bertolotti.

El fenómeno climático alcanzó los 18 kilómetros de altura. Eso hizo que el avión no pueda pasarla por arriba. En el sitio Fligh Radar se puede ver el cambio de rumbo de la aeronave.

Se trata de un moderno Airbus 320. El aterrizaje fue poco antes de las 5 de la mañana en la terminal internacional.