El accidente ocurrió en la localidad de Buchardo, y el pequeño fue derivado al hospital de Laboulaye.

Un bebé de tan solo un  añito fue internado con pronóstico reservado después de electrocutarse con una bomba de agua, en Buchardo, localidad ubicada a 490 kilómetros de la capital provicial.

Fuentes policiales indicaron que el caso ocurrió en la vivienda de la familia del pequeño, donde tras el aviso de una vecina, los efectivos hallaron al niño inconsciente.

Luego de estabilizarlo, y teniendo en cuenta la gravedad del diagnóstico, el pequeño fue derivado alHospital Regional Ramón Cárcano, en Laboulaye.

Desde el hospital señalaron que el bebé se encuentra con pronóstico reservado, aunque con una evolución favorable.