El pequeño tenía un año y dos meses. Perdió la vida en el hospital de Río Cuarto, donde estuvo internado.

Una verdadera tragedia enlutó a Del Campillo, una localidad ubicada en el sur de la provincia de Córdoba. Este domingo, un bebé de un año y dos meses murió luego de consumir gasoil.

Según indicaron en LV16, la mamá lo llegó al centro de salud de Del Campillo e inmediatamente lo trasladaron al Nuevo Hospital de Río Cuarto, donde lo internaron de urgencia. Pero en la madrugada, los médicos confirmaron el triste final.

De acuerdo a lo que trascendió, se trató de un descuido: el recipiente con el líquido habría estado abierto. El gasoil era usado para prender la estufa en la casa.

Aún se desconocen las circunstancias del hecho. Mientras tanto, la fiscalía de Huinca Renancó investiga el caso.