Matías Monge, el fotógrafo que ayudaba a personas sin trabajo, lleva dos días internado en la ciudad mexicana.

Matías Monge lo conocimos en febrero por su proyecto solidario: fotografiaba a personas en busca de trabajo, armaba un “clasificado laboral” y lo pegaba por la ciudad. Pero ahora vuelve a ser noticia por un hecho de inseguridad.

Al cordobés de 29 años, oriundo de Villa Nueva, le perforaron un pulmón de una puñalada en Playa del Carmen, donde vive y trabaja desde hace cuatro meses. Ocurrió alrededor de las 11 de la mañana del jueves y este sábado continuaba internado en terapia intensiva.

“Estaba andando en bici por una ruta que hacía siempre en Playa del Carmen, iba por la bicisenda y había tres personas al costado. Cuando pasa al lado, uno se levanta con un arma blanca en la mano”, comenzó su relato Eloisa, novia y compañera de viaje de Matías, en diálogo con ElDoce.tv.

“Él acelera, este hombre lo agarra, lo empuja y se cae en unas plantas. Cuando logra levantarse, el mexicano trata de apuñarlo tres vecesUno de los intentos le pega en el pecho, al lado del corazón y le perfora el pulmón”, señaló.

“Está vivo por centímetros, fue suerte que no lo apuñalaran en el corazón”

Matías se reincorporó, salió corriendo y, perdiendo mucha sangre, pidió ayuda en la calle. “Ningún auto frenaba. El primer consejo que nos dieron cuando llegamos fue: ‘si ven a alguien herido no frenen, es un ajuste de cuentas'”, contó Eloisa.

Pero finalmente una camioneta paró, lo levantó y la policía lo terminó llevando al hospital. “Le sacaron casi un litro de sangre del pulmón y todavía tiene puesto el drenaje, el órgano está bastante comprometido. Estuvo muy grave, ahora está despierto, lúcido y mejorando”, indicó.

“Fue tremendo, terrible. Está vivo por centímetros, fue suerte que no lo apuñalaran en el corazón”, señaló la joven de 23 años. Según le contó Matías, el atacante estaba “fuera de sí”. El robo de una bicicleta casi le cuesta la vida.

“No es cierto que en Playa del Carmen no pasa nada, como te dicen algunos. Esto fue a la mañana, a plena luz del día”, sostuvo la cordobesa.

Un drama en soledad

Aunque el consulado argentino se hizo presente, Matías y Eloisa no recibieron apoyo económico ni pusieron un abogado a su disposición. “Me gustaría que alguien se haga cargo, necesitamos una respuesta. Fue claramente un intento de homicidio y nadie hace nada. Estamos los dos bastante solos, luchando contra la burocracia“, lamentó la pareja de la víctima.