El empresario tuvo que pedirle disculpas públicas. Ocurrió en un tribunal de Puerto Madryn.

Guillermo Paats, conocido y exitoso empresario turístico de esa ciudad deChubut, estacionó su auto en un lugar prohibido. Una uniformada le hizo la multa y su reacción fue violenta. La insultó, se negó a entregarla la documentación del auto, y la rozó con su vehículo cuando se fue del lugar en medio de la acalorada discusión de tránsito.

La mujer lo denunció y la justicia le abrió una causa por “atentado a la autoridad agravado en concurso con desobediencia”. El caso ocurrió en agosto de 2017. En ese momento tuvo mucha repercusión en los medios de esa ciudad.

La curiosa condena a Paats se conoció la semana pasada. El pasaje aéreo se hará efectivo cuando la uniformada decida tomarse sus vacaciones.Mientras tanto, el empresario hará tareas comunitarias como parte del arreglo para evitar un juicio aprueba durante 18 meses.

La medida fue homologada por la jueza penal Marcela Pérez en la audiencia realizada el viernes en Tribunales.