El pequeño no puede caminar y su papá no dudó en cumplirle su sueño. Conocé esta emotiva historia, en esta nota

Un padre empuja la silla de ruedas de su hijo por el campo de juego para ayudarlo a que juegue al fútbol. Ambos visten la remera del equipo infantil de León Juárez, en Chihuahua, México.

Las imágenes en las que se aprecia el gran gesto se viralizaron rápidamente por las redes sociales, dando a conocer la historia de Mario Treviño, un niño que sufre una discapacidad que no le permite caminar.

Su padre se puso la camiseta y no dudó un instante frente al sueño de su hijo. Hace tres años que lo acompaña en el campo de juego empujando la silla de ruedas y permitiéndole ser parte del equipo mixto sub-10 de León Juárez.

Para el pequeño no hay motivos suficientes para cancelar un entrenamiento o juego de fútbol aunque sea un día lluvioso“, aseguró Omar Rubio, periodista local, encargado de publicar las fotos de padre e hijo juntos en la cancha disputando un partido.