Según la OMS, hay indicios de que por cada persona que se suicidó otras 20 intentaron quitarse la vida.

Cada 40 segundos una persona se suicida en el mundo y el suicidio es la segunda causa de muerte entre la juventud, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la víspera del Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

“En los cinco años transcurridos desde la publicación del primer informe mundial de la OMS sobre el suicidio ha aumentado el número de países que cuentan con estrategias nacionales para la prevención del suicidio (…) Sin embargo son sólo 38, número demasiado reducido”, indicó la OMS en un comunicado.

En el documento, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, sostuvo: “Los suicidios pueden prevenirse. Hacemos un llamamiento a todos los países para que incorporen de forma sostenida en sus programas nacionales de salud y formación estrategias de eficacia probada para la prevención del suicidio”.

Un suicidio cada 40 segundos

Según la OMS, cada 40 segundos una persona se suicida en el mundo y, pese a que el 79% de los suicidios se registraron en los países de ingresos bajos y medianos, la tasa más elevada correspondió a los países de ingresos altos, en los que, además, se suicidan casi tres veces más hombres que mujeres, frente a los países de ingresos bajos y medianos, en los que la tasa está más igualada. Hay indicios de que por cada persona que se quita la vida otros 20 intentaron lo mismo.

El comunicado de la OMS recordó, además, que “el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, después de los accidentes de tránsito”.

Suicidio: causas y prevención

“El suicidio siempre es multicausal; existen causas agudas como pérdidas, traumas como por ejemplo historias de abuso, enfermedades crónicas y mentales, consumo de sustancias entre otras”, indicó por su parte Gabriela Nielsen, integrante del Departamento de Psiquiatría de INECO.

Y continuó: “También hay factores sociales o ambientales, por ejemplo la migración, tener que desarraigarse por cuestiones económicas a otro país”.

La especialista, indicó que “en este contexto, cuando hablamos de prevención a lo que apuntamos es a estrategias como el acceso a la salud mental, por ejemplo, ya que según datos de la OMS el 80% de las personas con salud mental no accede a un tratamiento, y de ese 20 % sólo la mitad lo hace en forma especializada”.

En referencia al suicidio adolescente, Nielsen describió que “la psicoeducación en escuelas es altamente efectiva según estudios; esto tiene que ver con la educación sobre consumo de sustancias pero también con generar contextos donde poder identificar síntomas o donde el adolescente se sienta seguro para poder expresar sus traumas”.

El trabajo con el acoso escolar y también sobre el estigma de enfermedades mentales es, explicó la psiquitatra, una tarea fundamental de prevención.

Suicidios en la Argentina

En junio pasado, UNICEF difundió el informe “Suicidio en la adolescencia. Situación en la Argentina”, en el que detallaba que “los casos de suicidio en la adolescencia se triplicaron en los últimos 30 años”.

La cifra ascendió a 12,7 cada 100.000 adolescentes entre los 15 y los 19 años, y hoy constituye la segunda causa de muerte en la franja de 10 a 19 años; en tanto que “las tasas de mortalidad autoprovocada entre 2015 y 2017 en las provincias de Salta, Catamarca, Jujuy, son 10 veces más altas que las tasas en el resto del país”.

En relación a la tarea pendiente, UNICEF identificó que a nivel nacional “el procedimiento de registro de las muertes por suicidio aún es deficiente”.

“Es necesario conectar los certificados de defunción con las historias clínicas, de manera de mejorar los datos sobre causa de muerte, y crear un registro electrónico unificado con distribución de la información para los diferentes organismos, respetando los criterios éticos de confidencialidad, anonimato y fuertes normas de resguardo de la información”, concluyó el organismo.