La joven, de 13 años, se disparó en el abdomen en Villa de María de Río Seco. Aseveran que sufría maltratos y que en la escuela no recibía contención.

ste sábado, en el norte de la provincia de Córdoba, habrá una marcha para exigir justicia por Fernanda, la chica de 13 años que se suicidó, presuntamente, por ser víctima de bullying.

La joven fue hallada días atrás con un disparo en el abdomen en la ciudad de Villa María de Río Seco.

Ante esto, padres de alumnos de la escuela a la que asistía la menor aseveran que padecía bullying y no contaba con la contención necesaria desde la institución para soportarlo.

También, que otros estudiantes sufren lo mismo, y ante esto marcharán este sábado en Río Seco, precisó Estación FM.