Un hombre y una mujer lograron salir por su cuenta luego del insólito accidente.

Dos personas de entre 50 y 60 años lograron salvarse luego de que su auto terminara en una pileta. Ocurrió el sábado en Montgomery Village, Estados Unidos, cuando los accidentados estaban en plena clase de manejo.

En el estacionamiento de un club, el conductor -no se especificó era el hombre o la mujer- perdió el control del Toyota, se subió al cordón, atravesó un alambrado y se metió directo al agua.

“Uno le estaba enseñando al otro”, aseguró Pete Piringer, vocero de los bomberos de Montgomery. Los dos ocupantes salieron por sus propios medios y resultaron ilesos, informó The Washington Post.

Por fortuna, en Estados Unidos está terminando el verano y la pileta ya se encontraba cerrada.