Las cámaras de seguridad registraron el momento y mostraron el instante del secuestro. El hermano de la víctima intentó defenderla pero le dispararon y de milagro la bala no salió. Mirá las imágenes.

Todo ocurrió a las 22.30 cuando Paloma, junto a su hermano, cerraban el local de sushi y se retiraban con la recaudación. En ese momento, un auto conducido por una mujer frenó en la puerta del local comercial, dos delincuentes se bajaron y le exigieron el dinero. 

Asustada la mujer intentó escapar, la persiguieron, entregó el dinero pero los delincuentes la arrastraron hasta el auto y se la llevaron. El hermano intentó defenderla y le dispararon, con la fortuna que la bala nunca salió.

Una hora más tarde la mujer fue liberada bajo el firme compromiso de que volverían por más. Y lo hicieron: al día siguiente, a la misma hora, los delincuentes regresaron. Mirá el video: