Sandra Percello sufrió un infarto cuando esperaba una conexión hacia Córdoba. Sus seres queridos ruegan que desde el país vecino les autoricen repatriar los restos.

Un doble drama está atravesando una familia de Córdoba. El pasado jueves, apenas aterrizó en Asunción en un vuelo proveniente desde España, Sandra Percello, de 49 años, sufrió un infarto.

La mujer, que no tenía antecedentes médicos de riesgo, fue atendida de urgencia y trasladada al hospital más cercano, pero murió por una tromboembolia pulmonar. Al recibir la noticia de la tragedia, su esposo y sus dos hijas viajaron a Paraguay y comenzaron los trámites para traer los restos a Córdoba y darle el último adiós.

“Lo único que falta es la firma de la autorización para que los restos salgan hacia Córdoba”, lamentó la hermana de la mujer.

Sin embargo, allí comenzaron a vivir el segundo calvario: desde el Ministerio de Salud paraguayo no les entregan el único papel que resta firmar y llevan dos días reclamando. “Está todo listo, los trámites ya están, pero falta la firma de alguna autoridad del Ministerio”, relató la hermana de la mujer, Romina Percello, a ElDoce.tv.

“En algún momento pusieron como excusa que faltaba algo del Aeropuerto de Córdoba, pero está todo gestionado. Lo único que falta es esa firma, la autorización para que los restos salgan”, denunció.

Tras dos días de gestiones en medio del dolor, el esposo y las hijas retornaron a Córdoba este sábado. Pero el drama no termina: ante la falta de soluciones, recién podrían repatriar a su ser querido el martes.

Qué dicen en Paraguay

En una breve respuesta a los medios, la abogada Luz Gamelia, del Ministerio de la Mujer paraguayo, se limitó a pedir paciencia: “Las gestiones se están procesando y el lunes ser irán completando porque son varias aristas de gestión. Lamentablemente esto tiene su compás de espera y la familia tiene que entender que no es inacción de las autoridades paraguayas. Es una gestión normal en estos casos”.