Ocurrió en China. La mujer y su pareja denunciaron que el dueño quiso darles unos 3 mil dólares por si estaban preocupados por la salud de su bebé.

En un restaurante de la popular cadena china Xiabu Xiabu, una mujer embarazada tenía una rata muerta en su comida, una olla de sopa caliente típica de ese país. La mujer ya había degustado varias veces su plato.

Todo sucedió en la ciudad de Weifang, provincia de Shandong. La mujer estaba junto a su familia en el desagradable momento.

Junto a su esposo fueron a decirle al encargado del lugar de comidas. Y según denunciaron, el dueño les ofreció 20 mil yuanes (casi 3 mil dólares) para que se practique un aborto por si llegaba a estar preocupada por la salud de su bebé.

Pero eso no fue todo. La pareja publicó un video en la red social china Weibo, que es similar a Facebook, con el asqueroso hallazgo en su plato.

Las imágenes rápidamente se viralizaron y resultaron una pésima noticia para la cadena de restaurantes.

La empresa Xiabu Xiabu se desplomó en la bolsa y perdió casi de 190 millones de dólares. Cuentan con 759 sucursales a lo largo de toda China.