La carretera que une Narok con Nairobi fue atravesada por la grieta que se abrió el mes pasado en el suroeste de Kenia.

La enorme fisura, que en este momento tiene kilómetros de largo y llega a un par de decenas de metros de ancho, está vinculada a la falla tectónica conocida como Valle del Rift de África Oriental.

Según los geólogos, esta grieta es una muestra de que, en decenas de millones de años, este rift podría separar a África en dos.

África sin el Cuerno

Así como hace 138 millones de años América del Sur y África se separaron en dos continentes distintos, los geólogos estiman que llegará un momento en que el Cuerno de África se desprenda de dicho continente.

El Valle del Rift de África Oriental se extiende por más de 3.000 kilómetros, ‘desde el Golfo de Adén en el norte hasta Zimbabue en el sur, dividiendo la placa africana en dos partes iguales: la somalí y la nubia‘, afirma la geóloga Lucía Pérez Díaz en la revista científica The Conversation.

La científica del Grupo de Investigación de Fallas Dinámicas del colegio Royal Holloway sostiene que ‘la actividad a lo largo de la rama oriental del Valle del Rift, que corre a lo largo de Etiopía, Kenia y Tanzania, se hizo evidente cuando la gran fisura apareció repentinamente en el suroeste de Kenia‘.

Para Pérez Díaz, este rift es único en el planeta porque permite observar las diferentes etapas de la fisuración en vivo.

La fractura más interesante, escribe, comenzó en la región de Afar, al norte de Etiopía, hace unos 30 millones de años.

Desde entonces se está propagando hacia el sur, rumbo a Zimbabue, a un promedio de entre 2,5 y 5 centímetros por año.

Actualmente en Afar la capa exterior sólida de la Tierra, llamada litósfera, se ha reducido hasta el punto de una ruptura casi completa.

 

Cuando se quiebre, detalla Pérez Díaz, un nuevo océano comenzará a formarse y, ‘en un período de decenas de millones de años, el lecho marino avanzará a lo largo de toda la grieta‘.

‘El océano se inundará y, como resultado, el continente africano se hará más pequeño y habrá una gran isla en el Océano Índico compuesta por partes de Etiopía y Somalia, incluido el Cuerno de África‘, afirma.