Ocurrió en Unquillo y el pequeño fue trasladado a una clínica privada en Río Ceballos, donde se constató su muerte.

El bebé de un año y medio se ahogó en una pileta en Unquillo el fin de semana.

Según la información de la Policía, el pequeño fue trasladado en la tarde desde su casa en la calle Manuel Acevedo hacia una clínica privada ubicada en Río Ceballos.

En el lugar, los médicos no pudieron hacer nada, solo constataron su muerte.

Ahora, se investigan las circunstancias del episodio y la Justicia lo caratuló como “muerte de etiología dudosa”.