Luego de que una vecina muestre que le llegó una factura de 33 mil pesos, desde la empresa aseguraron que no cortan el servicio a quienes reclaman justamente. Sin embargo, las denuncias se multiplican.

Este viernes, a través de El Doce y Vos, una vecina de Carlos Paz que tiene tarifa social mostró la impagable factura de EPEC por más de 33 mil pesos. A los pocos minutos, la empresa de energía desmintió que les corten el servicio a los clientes en esa situación.

“Cuando hay un reclamo de este tipo se suspende el corte para verificar si el reclamo es justo, no se corta el suministro de ninguna manera. El ERSeP nos envía la orden de no cortar por 30 días”, aseguró el vocero Alfredo Camponovo en Noticiero Doce:

Sin embargo, los mensajes y llamados de personas desmintiéndolo se multiplicaron. Todos aseguraban que les facturaron un consumo que no tuvieron, que les llegó un monto impagable y que no les dieron otra solución más que pagar en cuotas con un alto interés para evitar un corte.

Uno de esos casos es el de José Rojo, vecino de Salsipuedes que es jubilado por incapacidad y cobra poco más de 10 mil pesos mensuales. En octubre del 2018, la factura pasó de 713 pesos a casi 5 mil. Al mes siguiente el monto se elevó a más de 6 mil, y el usuario terminó totalizando alrededor de 15 mil pesos de “deuda”.

No se hizo la luz

“Fui cinco veces a reclamar a Córdoba, con todos los gastos que eso incluye. Me dijeron que era un problema del consumo, pero somos dos personas en una casa humilde, tenemos una heladera, un lavarropa, el termotanque y dos televisores. No tengo aire y para calefacción uso salamandras”, relató en diálogo con ElDoce.tv.

“Salí llorando de EPEC y del ERSeP: no me quedó otra que aceptar el plan de cuotas con interés porque me decían que me cortaban la luz”, recordó el vecino.

Los reclamos de Rojo fueron en vano. “Salí llorando de EPEC y del ERSeP: no me quedó otra que aceptar el plan de cuotas con interés porque me decían que me cortaban la luz”, se lamentó.

Actualmente, el consumo que le figura en las facturas bajó, pero paga por duplicado: por un lado, la factura común, y por el otro las 12 cuotas refinanciadas. Todo eso, con la poca plata que tiene por mes: “Cobro 10.200 pesos. Mi hijo de 16 años, que estudia, vende remeras para colaborar, no tenemos más de 11 mil pesos por mes”.