A la mujer la acusan de haberse llevado a un recién nacido de la maternidad y de dejarlo tirado en un acceso lateral del edificio. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad.

La Policía de Chaco detuvo a dos mujeres acusadas de intentar robar un bebé recién nacido del Hospital Perrando, en la ciudad de Resistencia. Una de ellas es médica y trabaja en el centro de salud.

Las sospechosas son madre e hija y tienen 67 y 44 años. Las primeras investigaciones de la Justicia se basan en las cámaras de seguridad del hospital. Según los primeros trascendidos, las autoridades dieron aviso cuando notaron que la médica sacaba al bebé de la maternidad para llevarselo, según informó el diario Chaco día por día.

 Cerca de las 17, testigos declararon ante la fiscalía que vieron a las mujeres caminar con el nene en brazos por un pasillo del hospital. Un testimonio sostuvo que el bebé fue dejado en la puerta de acceso del personal del área de Arquitectura del hospital, tirado en el piso, y que las mujeres después se alejaron de la zona. Esta escena también habría sido capturada por la cámaras de seguridad

Según trascendió, otro empleado del centro de salud llegó a la Guardia con un bebé recién nacido envuelto con una campera negra. El hombre contó que lo había encontrado abandonado en la puerta de acceso al sanatorio. En la filmación de la vigilancia se ve el momento en el que se topa con el nene acomodado en un rincón cuando llegaba a trabajar en moto.

Hospital donde las médicas quisieron robar un bebé.

La Justicia logró identificar al nene, que había nacido hace quince horas, y después de que los médicos constataron que su estado de salud es bueno pudo volver con su madre. Ambos estaban internados en el área de Neonatología.

Tanto la médica como su mamá quedaron aprehendidas. La causa está caratulada como “Supuesta Sustracción de Menores en Grado de Tentativa”. El fiscal de Investigación Penal N° 6, Roberto Villalba, dio intervención a los Departamento Lucha Contra la trata de Personas e Investigaciones Complejas y al Juzgado del Menor de Edad y la Familia.