Un pescador, de 31 años, fue perseguido por el animal.

Un pescador ruso murió ahogado en un río, luego que intentó sin éxito escapar de las garras de un oso que lo perseguía. El momento fue filmado por personas que iban en un barco, desde donde lo quisieron ayudar. Le tiraron una soga, pero el hombre no logró salvarse.

Sergey Zhirkov (31), de Kovran, pescaba en su bote hasta que decidió bajar a la orilla para buscar señal en su celular. Su intención era avisarle a sus amigos que los iba a pasar a buscar más tarde, explicó el medio Siberian Times.

Sin embargo, todo se salió de control cuando, antes de bajar, un oso se le acercó y se quiso subir con él. Desesperado, le lanzó piedras para espantarlo hasta que lo logró.

A los pocos segundos, el animal da la vuelta y se acercó nuevamente a él, por lo que Zhirkov fue corriendo hacia una montaña. Un grupo de personas que estaba arriba de un barco filmó a partir de ese momento y en las imágenes se ve al pesador nervioso queriendo salvar su vida.

Las personas que lo miraban de lejos, le gritaban a Zhirkov que tuviera cuidado y le lanzaron una soga para subirlo a su barco. Al darse cuenta de que esa era su única alternativa, bajó corriendo y se introdujo al agua. Pero el oso lo persiguió a pocos metros de distancia.

Aunque no lo llegó a atrapar, Zhirkov tampoco llegó a la soga: la corriente se lo llevó y murió ahogado.

Fuente: Clarín