Fueron los últimos dos animales que quedaban en el Zoológico municipal de Santiago del Estero que fue cerrado en forma definitiva este año. Ahora viven en un santuario de Sudáfrica.

Dos leones que estuvieron en cautiverio en el Zoológico de Santiago del Estero durante 17 años fueron trasladados desde esa provincia hacia Sudáfrica donde vivirán en un santuario.

Tras 75 horas de viaje, el león Secu y la leona Zuka (ambos de seis años) pisaron el suelo del santuario Ubuntu Wildlife Sanctuary, en Sudáfrica, y empezaron a disfrutar de su vida en libertad. “Bienvenido a tu nuevo hogar! Secu y Zuka han llegado con seguridad al santuario de Ubuntu. Ambos están a salvo y en sus refugios nocturnos. Han recibido una buena comida abundante y serán liberados en su recinto. Ellos están juntos y van a residir en el mismo recinto”, comunicaron desde el santuario junto a videos de la llegada.

El traslado se hizo a través de una empresa transportadora de aviones de carga. Los animales viajaron en jaulas especialmente diseñadas, respetando las normas internacionales para el traslado de animales vivos. El traslado requirió los Certificados Internacionales de Tránsito de Especies e intervinieron el Senasa, la Aduana, organismos nacionales y los santuarios.

Conociendo la naturaleza por primera vez

Los felinos están juntos en el mismo predio y convivirán al lado de Melena, otro león rescatado de ese zoológico. El relato de los voluntarios sobre la llegada es conmovedor. “Esta es la primera vez que Secu toca hierba, arena y árboles de fieltro!”, contaron en Facebook.

“El domingo por la mañana hemos lanzado con éxito a Secu y Zuka en sus recintos oficiales. La Secu salió primero, e inmediatamente fue a explorar su recinto, rozando contra los arbustos y oliendo los árboles. Continuó rugiendo durante más de 3 horas y todos podríamos sentir su emoción y felicidad!”, relataron.

“Zuka era un poco más cauteloso y se quedó cerca del refugio de la noche, pero después de que Secu vino a asegurarle que todo estaba a salvo, ella se fue y se puso, relajarse debajo de un árbol oscuro”, agregaron.

Ambos felinos recibirán “una abundancia de amor, atención y cuidado, y serán vigilados cuidadosamente durante las próximas semanas”, aseguraron respecto a los tiempos de adaptación.

Desde la municipalidad de Santiago del Estero también comunicaron la noticia. “Cumplimos con el traslado de los cinco felinos y con el cierre del zoo. Gracias a quienes confiaron”, expresaron desde la cuenta oficial de Twitter.

El 18 de marzo, se había concretado la liberación del león Melena y la tigresa Tika, quienes fueron al mismo santuario. Otra tigresa, llamada Tuna (que provenía de un circo), fue trasladada el 27 de marzo a un santuario de Drakenstein, también en Sudáfrica.