El fenómeno natural duró 15 minutos y ocasionó daños en varios vehículos. El granizo era de tamaños de pelotas y llegó acompañado de fuertes ráfagas de viento.

Los habitantes del condado rumano de Zalau se vieron sorprendidos por una fuerte granizada que duró 15 minutos y causó daños en varios vehículos y viviendas, debido al tamaño de los granizos que parecían bolas de golf, según dijeron.
El fenómeno natural llegó acompañado de fuertes ráfagas de vientos. De acuerdo con expertos, se trató de una supercélula por lo que los meteorólogos activaron horas antes el código naranja, por lo que las personas se refugiaron en sus casas para no sufrir lesiones, aunque algunas fueron sorprendidas en las calles, resultando heridas.
Tras el paso del fenómeno, las autoridades iniciaron las labores de limpieza del condado y prestaron auxilio a las personas que fueron golpeadas por los enormes granizos.